La importancia de un buen baño

En: General
El baño es un hábito rutinario al que debemos habituar a nuestras mascotas si queremos beneficiarlas de sus efectos positivos para su salud y bienestar.

La importancia de un buen baño

El baño es un hábito indispensable para mantener la salud y bienestar de tu mascota. Te damos algunos consejos para hacerlo correctamente.

 

El baño es un hábito rutinario al que debemos habituar a nuestras mascotas si queremos beneficiarlas de sus efectos positivos para su salud y bienestar. Esta rutina ayuda a controlar los olores y la proliferación de bacterias y otros organismos que pueden afectar a nuestra mascota. Tanto si vivimos en entornos rurales como urbanos, los perros están expuesto a barro, tierra, contaminación y al contacto con otros perros y animales, pero dependerá precisamente del entorno en el que se desenvuelve la frecuencia en los baños. Así,  por lo general, un perro que habita en el exterior o en entornos rurales debe bañarse 2 ó 3 veces al mes , mientras que para los perros que viven en el interior del hogar o en entornos urbanos bañarlos una vez al mes es suficiente.

Otro factor que influye en la periodicidad de los baños es el pelo, ya que los animales con pelo largo son más propicios a ensuciarse y a que se les enrede con mayor facilidad barro, plantas, piedrecillas y otros elementos del entorno. Por ello, los perros de pelo largo deberán bañarse al menos una vez al mes, mientras que los perros de pelo corto cada 2 ó 3 meses.

El baño tiene que ser un momento agradable para el animal. Aplicar el champú con suaves masajes comenzando por la cabeza, utilizar agua a una temperatura de 39ºC aproximadamente y acariciar y hablar con cariño al animal durante el baño, facilitan que tu mascota asocie el baño con una rutina placentera. Debemos tener en cuenta que a partir de los 3 meses de edad se puede comenzar a bañar a un cachorro, lo que propiciará que se habitúe con mayor facilidad a esta rutina.

Un error frecuente es utilizar nuestro champú habitual para bañar a nuestras mascotas. Debemos tener en cuenta que nuestro PH es diferente al de los perros, por lo que utilizar un champú no específico para ellos puede alterar las condiciones de su piel, de su pelo, y así favorecer la aparición de enfermedades.  Y es que no basta con utilizar champús especialmente indicados para perros, existe una gama de productos específicos para perros, dependiendo de la raza, edad o tipo de pelo.

Por ello te aconsejamos que consultes a tu veterinario sobre el tipo de champú y frecuencia de baño para tu mascota.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Entradas de Blog