Categorías

Tu gato no te deja dormir

En: General
Muchas cosas se cuentan de la convivencia con un gato. Es independiente, va a lo suyo, su ronroneo es terapéutico y cuando se digna a mostrar atención a su compañero de piso humano, este como poco se siente la persona más especial del mundo.

Como duermen los gatos

Es cierto que duerme muchas horas al día, hasta 20 horas se han visto. No de un tirón, sino repartido en las 24 horas del día. De los 4 restantes, no falla una hora loca a medianoche y otra de madrugada, sobre las 4 o 5. Es la hora de redecorar la casa, abrir cajones y cazar una tapa de coca cola. Quien dijo que la Coca Cola no nos deja dormir por la noche, se refería a eso. Es la tapa, no el contenido. Los gatos son cariñosos, es cierto. Durmiendo profundamente, sentimos de repente un peso sobre la espalda, con el motor arrancado. El ronroneo “terapéutico” pide caricias. Insiste con un suave mordisco en el brazo. Como si eso fuera poco, hay gatos muy vocales, como los siameses, que, inspirados en los comentaristas de un partido de futbol, tienen que hacernos partícipes de sus actividades. Si es a todo el vecindario, mejor.

https://www.youtube.com/watch?v=w0ffwDYo00Q

Hay dos soluciones para no despertarnos con ojeras y de un mal humor que ni un croissant de Nutella que pueda arreglar. Aprender a dormir tan profundamente que ningún ruido nos pueda despertar. Educar al felino salvaje con una rutina nocturna. Parece mentira que un gato se pueda educar, pero es cierto. Solo que requiere muchas repeticiones y paciencia. Se trata de resolver 3 necesidades básicas antes de apagar las luces.

3 infalibles para dormir bien con tu gato

 
  • Jugar
  • Cenar
  • Acariciar
  En su hora activa de la tarde toca jugar para estimularle y soltar el exceso de energía. Un puntero laser, un palo del que cuelgan unas plumas o una pelota saltarina son algunas ideas. Se le pueden enseñar unos trucos, como dar la pata o volteretas. Si come pienso, tirar piezas sueltas por todo el pasillo para que lo persiga. Después del ejercicio, descansara un poco antes de la cena. Poner la comida a una hora fija es bueno si queremos establecer algo de orden y rutina. Los gatos se administran bien con la comida, repartiéndola a lo largo del día, así que esta medida es más bien para los traviesos de la fiesta nocturna. Es la regla de los Gremlin, “No le des de comer después de medianoche”.

https://www.youtube.com/watch?v=Df2AeGw-BGw

La última parte antes de dormir es cepillarlo. El tipo de cepillo dependerá del pelo, pero la idea en sí es darle un masaje relajante sacando el pelo muerto y dejando un pelaje brillante. Una fibra natural y madera tienen un olor agradable. Les encanta sobre todo el masaje de la barbilla y alrededor de las orejas. La barriga no es un favorito. Esta rutina le recuerda a la limpieza que la hacía su madre cuando era bebé, y resulta muy relajante. Cansado, alimentado y acariciado, hay esperanza de que duerma toda la noche. Armas pesadas incluyen ambientadores con aceites relajantes y suplementos alimenticios. Nutralia Canarias les desea un buen descanso en la mejor compañía felina.

Comentarios

Deja tu comentario

Entradas de Blog